Obtener una licencia para superficies de futsal

El compromiso de calidad del programa se fundamenta también en un sistema de licencias según el cual solo pueden obtener una certificación las empresas que reúnan determinados requisitos. A continuación figura un resumen del proceso de solicitud para pistas de futsal así como el enlace a la guía de solicitud.

Al solicitar por primera vez una licencia, el proveedor debe seguir un procedimiento estructurado en cuatro pasos para demostrar que cumple los criterios cualitativos del Programa de Calidad de la FIFA.

La entidad independiente que lleve a cabo las pruebas exigidas —la WFSGI o un instituto de pruebas— deberán acreditar ante la FIFA la adhesión al compromiso de la WFSGI o bien presentar a esta última los informes de pruebas pertinentes.

Todos los informes deberán remitirse en formato electrónico. A continuación, la FIFA revisará la documentación y, si se cumplen todos los requisitos, se reunirá con el solicitante para firmar con él un contrato.

Certification Process

Para obtener la certificación, las instalaciones de futsal deben superar dos fases de pruebas. Por un lado, los materiales se analizan en un laboratorio para examinar y, dado el caso, validar ciertos criterios de rendimiento y seguridad. Si los resultados son positivos, el fabricante recibe un informe del laboratorio homologado por la FIFA. Este informe acredita que ese suelo cumple los requisitos del Programa de Calidad de la FIFA para superficies de futsal, pero no constituye por sí solo la certificación de la FIFA. Solo obtendrán la certificación y el sello «FIFA Quality» las superficies que también superen las pruebas realizadas in situ sobre el terreno. El fabricante o el propio usuario final pueden ocuparse de solicitar directamente la realización de las pruebas in situ a uno de los laboratorios acreditados por la FIFA a tales efectos.

Guîa de solicitud

El documento enlazado a continuación contiene más datos sobre el proceso de solicitud, los informes sobre las pruebas de laboratorio y las pruebas in situ y el Compromiso de la WFSGI: