El césped artificial

Desde que salió al mercado en la década de los sesenta, el césped artificial se utiliza en diversas disciplinas, si bien no en todas con el mismo éxito ni con la misma frecuencia.

Artificial turf

La idoneidad del sistema sin relleno o con relleno de arena ha sido siempre muy controvertida. Por ello, el césped artificial solo se considera una alternativa real desde que se crearon los sistemas de tercera generación, que incluyen el relleno tanto de arena como de caucho.

¿Cualquier césped artificial es válido para el fútbol?

La FIFA se ha dado cuenta del potencial que posee el césped sintético para fomentar el fútbol. Gracias a su resistencia ante cualquier condición meteorológica y frecuencia de uso, es la mejor alternativa a la hierba natural. Sin embargo, la calidad de los distintos sistemas de tercera generación disponibles en el mercado varía considerablemente.

Para la práctica del fútbol, solo se admiten las superficies sintéticas de juego que hayan superado las correspondientes pruebas realizadas en el laboratorio y sobre el terreno de juego conforme a los estrictos criterios establecidos por el Programa de Calidad de la FIFA. El césped artificial destinado a la práctica del fútbol debe reunir los requisitos de calidad propios de este deporte en cuanto a prestaciones, seguridad, resistencia y garantía de calidad.

Para certificar el césped artificial válido para fútbol, la FIFA otorga el sello FIFA QUALITY a aquellas superficies que cumplen la normativa para terrenos de uso comunitario y de fútbol amateur, mientras que el distintivo FIFA QUALITY PRO garantiza las mejores prestaciones de juego para el fútbol profesional.

FIFA quality logos

Sellos de calidad de la FIFA

Garantía de calidad

Desarrollo de los estándares

Desde un principio, el referente de las pruebas realizadas ha sido siempre un terreno de césped natural en buenas condiciones. Solo si un terreno de césped artificial cumple con los requisitos estipulados en el manual de pruebas, obtiene uno de los sellos de calidad de la FIFA y es catalogado como césped sintético apto para la práctica de fútbol.

El riguroso procedimiento seguido, que incluye una fase de pruebas en laboratorio y una prueba final de instalación, garantiza que el césped sintético cumple con las exigencias de rendimiento, seguridad, durabilidad y calidad. Las dos fases de pruebas se centran en los siguientes aspectos:

  • Interacción entre el jugador y la superficie de juego
  • Interacción entre el balón y la superficie de juego
  • Composición del producto
  • Resistencia a las condiciones meteorológicas
  • Resistencia de las costuras
  • Durabilidad

Al comparar los resultados de las dos pruebas, el consumidor puede estar seguro de que el terreno de juego cumple a rajatabla los requisitos estipulados por el Programa de Calidad de la FIFA. Si el producto supera todas las pruebas, la FIFA le otorga el sello FIFA QUALITY o FIFA QUALITY PRO.

Otras garantías de calidad de la FIFA

Además de los procedimientos de prueba obligatorios, la FIFA también lleva a cabo otros chequeos de calidad en terrenos seleccionados al azar. El propósito de estas pruebas es asesorar al consumidor final en cuanto al uso y mantenimiento correctos de las instalaciones. Asimismo, se informa al fabricante sobre si es necesario hacer reparaciones.

Uso polivalente

Una de las ventajas del césped artificial es la posibilidad de utilizar el terreno para todo tipo de actividades sin dañar la calidad del césped artificial, siempre y cuando se realice un correcto mantenimiento.

Total autonomía respecto de la luz solar

El césped artificial es la solución ideal para las instalaciones interiores o los estadios con un césped con amplias zonas de sombra. El césped sintético no requiere luz solar y, por tanto, su mantenimiento resulta más económico que el de las superficies naturales.

La hierba natural no siempre recibe toda la luz que necesita, sobre todo en los estadios grandes con gradas muy inclinadas y totalmente cubiertas. Para garantizar que el césped crezca hacia la luz solar, es preciso emplear métodos de mantenimiento largos y costosos, incluida la iluminación por infrarrojos.

Mayor durabilidad

A menudo, los clubes o las organizaciones locales ven cómo sus campos de césped natural se deterioran con el uso. La falta de espacio y los elevados gastos de mantenimiento suelen impedirles la instalación de más terrenos de césped natural.

Las superficies artificiales de tercera generación son más resistentes y duraderas, siempre y cuando tengan un uso y mantenimiento adecuados, por lo que los clubes siempre tienen un campo en buenas condiciones a disposición de sus equipos.

Resistencia al agua

Los terrenos de césped sintético pueden albergar partidos de liga y entrenamientos durante todo el año, al margen de las condiciones meteorológicas. De esa forma, pueden jugarse un elevado porcentaje de partidos de liga, especialmente a nivel amateur, tanto en condiciones meteorológicas extremas como en climas templados.

Investigación y desarrollo

La actividad de investigación y desarrollo forma una parte esencial del Programa de Calidad de la FIFA, en su afán de mejora continua de la calidad del césped artificial. Por ese motivo, la FIFA realiza encuestas a jugadores para conocer sus necesidades, obtener datos científicos sobre los problemas existentes y mejorar y desarrollar los estándares.

Ejemplo de horas de juego de un club aficionado medio

Selección Número de jornadas de entrenamiento Total de horas de entrenamiento Número de horas de partidos disputados en un fin de semana* Total de horas de entrenamiento/partidos a la semana
1.er equipo masculino 3 6 1.5 7.5
2.º equipo masculino 3 5.5 0 5.5
1.erequipo femenino 2 3 1.5 4.5
Equipo sub-19 3 5.5 1.5 7
Equipo sub-17 3 5.5 0 5.5
Equipo femenino sub-17 2 3 0 3
Equipo sub-15 3 5.5 1.5 7
Equipo femenino sub-15 2 3 1.5 4.5
Equipo sub-13 2 3 0 3
Equipo femenino sub-13 2 3 0 3
Equipo sub-11 1 3 1.5 4.5
Equipo sub-9 1 3 0 3
Total de horas de uso       58