El sistema de detección automática de goles

El sistema de detección automática de goles permite determinar si el balón ha rebasado o no la línea de meta en su totalidad.

Smart watch indicating a goal has been scored

El International Football Association Board exige que esta tecnología no interfiera con el juego, por lo que se ha dispuesto que la señal que indica si el balón ha cruzado o no la línea solo se envíe al colegiado.

La información se transmite en un lapso de un segundo, lo cual garantiza una respuesta inmediata por parte del árbitro. Esta tecnología está diseñada de manera que el juego no debe detenerse ni se ve afectado en modo alguno, ya que la señal llega únicamente al reloj del primer árbitro. Salvo que los organizadores de la competición decidan mostrar una repetición, la información solo está a disposición del árbitro, que puede recurrir a ella si tiene alguna duda.

60 milliseconds

Para poder ver un gol, el balón tiene que permanecer detrás de la línea durante al menos 60 milésimas de segundo.

120km/h

Hoy en día, los jugadores disparan a una velocidad superior a los 120 km/h

¿Qué tecnologías existen?

Tecnologías con cámara

Varios de los sistemas aprobados cuentan con cámaras que detectan el esférico y se sirven de un programa específico para evaluar las imágenes recogidas. De esa forma, el sistema puede determinar si el balón ha sobrepasado la línea de meta o no. En la actualidad, los sistemas con licencia funcionan con siete cámaras en cada portería, instaladas a la mayor altura posible dentro de la estructura del estadio.

Campos magnéticos

Algunos sistemas operan con campos magnéticos, para lo cual se instalan cables subterráneos y alrededor de la portería, además de otros componentes en el interior del balón. La interacción entre los receptores en el balón y los campos magnéticos creados por los cables subterráneos permite que un programa informático calcule la posición exacta del balón y determine si se ha anotado un gol.

Incidencias

Aunque se trata, sin duda, de las dos incidencias futbolísticas que más han dado que hablar, los dos goles de Inglaterra y Alemania en 1966 y 2010 siguen dominando el debate y la percepción de las incidencias típicas que afectan a la línea de meta. En los últimos años, se han dado muchas más situaciones que nada tienen que ver con el rebote del balón tras tocar el travesaño. Los vídeos siguientes muestran distintos casos dudosos que se han podido ver en el fútbol reciente.