La instalación de césped artificial

La instalación de un terreno de césped artificial conlleva cuatro fases. En la primera fase, la convocatoria de la licitación, la comunidad o el club deben recopilar información detallada sobre terrenos de césped artificial y definir el proceso de contratación para la instalación.

Machine installing turf

Primera fase: planificación

Todo proyecto para mejorar un terreno de juego comienza por la planificación. Un plan de infraestructura debe establecer con claridad los objetivos, la demanda, el plan de viabilidad económica y el plan operativo. Además, debe dar cuenta de los siguientes aspectos: el objetivo, la necesidad, el presupuesto y la entrega.

En las primeras fases del proyecto, se debe contar con el asesoramiento de expertos independientes, lo cual puede suponer entre el 5 % y el 10 % del presupuesto total del proyecto

Segunda fase: presupuesto

Antes de iniciar la selección de contratistas, es fundamental disponer del presupuesto final a la entrega del proyecto.

Los costes de cada proyecto pueden variar considerablemente dependiendo de diversos factores, que incluyen:

  • UBICACIÓN: disponibilidad de materiales, distancia recorrida en el transporte de estos y del equipo, carga fiscal e importación
  • ENVERGADURA: número de superficies y área de las mismas
  • LIMITACIONES DEL LUGAR: accesibilidad
  • OBRA: grado de preparación del terreno y drenaje necesario, así como requisitos de calefacción, drenaje y riego subterráneos
  • CONDICIONES DEL SUELO: composición de roca y tierra
  • CALIDAD DEL TERRENO: FIFA QUALITY, FIFA QUALITY PRO

Al elaborar el presupuesto, es importante tener en cuenta tanto la inversión inicial como los gastos de explotación. La cancha deberá generar los ingresos suficientes como para cubrir los gastos de explotación, incluidos los de mantenimiento, personal, servicios y suministros, depreciación y reposición programada o renovación.

Tercera fase: selección del contratista

La convocatoria de licitación invita a las empresas a presentarse a un concurso en el que deben ofrecer los servicios solicitados basándose en los mismos criterios y dentro del mismo plazo.

En la licitación pública de la instalación de césped artificial, se pueden simplificar los requisitos de diseño estableciendo que la instalación tenga la categoría «FIFA QUALITY» o «FIFA QUALITY PRO». Esto supone una ventaja al finalizar la instalación y evita que se establezcan requisitos complejos e innecesarios.

No conviene centrarse únicamente en el precio final de la oferta. Las grandes diferencias de precios pueden traducirse en idénticas diferencias en la calidad del producto, o bien deberse a alguna confusión con respecto a las especificaciones de la oferta.

Además de incluir obligaciones generales relativas a la calidad del trabajo y los materiales, los contratos de construcción de superficies de juego deben contener disposiciones claras sobre la garantía. Como regla general, las garantías de los terrenos de césped artificial siempre deben estar vinculadas a las horas de juego y a la frecuencia de las labores de mantenimiento.

Fase de instalación

En general, la fase de instalación se puede dividir en las siguientes cuatro áreas:

  1. Cimentación/movimiento de tierras
  2. Drenaje
  3. Base portante (cubierta elástica, asfaltado, calefacción subterránea y sistema de riego)
  4. Colocación de la superficie sintética
  5. Instalación del mobiliario deportivo (porterías, banquillos, etc.).

Una buena base, cimentada en un buen sistema de drenaje y una base portante de calidad, será necesaria para dar longevidad del campo. Una buena preparación del terreno garantiza que posteriormente no se produzcan baches que afecten el nivelado en la instalación del césped sintético.

Al colocar el césped artificial, el instalador debe vigilar que los cantos de unión estén rectos y que las juntas se hayan encolado de forma correcta. Si se detecta un fallo tras un tiempo de uso, se debe contactar con el instalador lo antes posible para que lleve a cabo las reparaciones necesarias. Estos casos deben figurar con claridad en la garantía.

Certificación

Para que un terreno de césped artificial obtenga una certificación de la FIFA, el césped debe superar una prueba después de su instalación. El certificado obtenido confirmará que la cancha cumple con los requisitos más exigentes para terrenos de césped artificial y debe estar vinculado a una garantía.

Este tipo de pruebas solo puede realizarlas uno de los institutos de pruebas acreditados por la FIFA según el Manual de métodos de pruebas. El terreno obtiene el sello FIFA QUALITY o FIFA QUALITY PRO, que se registrará en la base de datos de la FIFA únicamente si supera las pruebas de campo definitivas.

En el caso de partidos internacionales entre selecciones de dos confederaciones o en torneos internacionales de clubes, el certificado será obligatorio.

Mantenimiento

La clave para garantizar la duración del césped artificial

El mantenimiento es crucial para proteger la inversión en césped sintético; el cuidado regular de la instalación es fundamental por las siguientes razones:

  • Rendimiento deportivo
  • Seguridad
  • Estética
  • Durabilidad

Las investigaciones sobre mantenimiento realizadas por la FIFA demuestran que estas labores exigen equipamiento especial y una buena inversión de tiempo para hacer que un terreno de césped artificial recupere el estándar exigido por la FIFA.