Ekstrand: "El riesgo global de lesiones es el mismo en ambas superficies"

El uso del césped artificial está siendo objeto de un controvertido debate en el mundo del fútbol. FIFA.com entrevistó a Jan Ekstrand, profesor de Medicina Deportiva, médico de la selección sueca en los ochenta y los noventa, y actual vicepresidente de la Comisión Médica de la UEFA. Como director del Grupo de investigación del fútbol en Suecia, Ekstrand ha realizado una serie de estudios sobre el riesgo de lesiones en césped sintético de los que podemos obtener datos científicos de gran utilidad en esta discusión.

¿Qué tipo de investigación ha realizado sobre el césped artificial?
Hace unos diez años, la FIFA y la UEFA decidieron realizar un estudio conjunto sobre la incidencia de lesiones en césped artificial. El equipo de investigación de la UEFA, del que yo formaba parte, se encargó de investigar el fútbol de élite europeo. Estudiamos a diez equipos de primer nivel que jugaron todos sus partidos como local en césped artificial y el resto de los partidos en césped natural a fin de comparar la incidencia de lesiones en ambas superficies. El estudio se llevó a cabo principalmente en Escandinavia, aunque se analizaron también partidos en Holanda y Suiza. Quiero señalar que, al decir «césped artificial», nos referimos al césped artificial con el sello de calidad de la FIFA, llamado también césped sintético de tercera generación.

¿Podría afirmarse que se producen más lesiones sobre el césped sintético que sobre el natural?
Los resultados de todos los estudios —tanto aquellos realizados en el fútbol élite como los de categorías amateur y juvenil, y no sólo en Europa sino también en otras zonas, como en América— son totalmente consistentes: el riesgo global de lesiones es el mismo en ambas superficies. Observamos los mismos resultados en todos los estudios: no aumenta el número de lesiones cuando se juega en césped artificial homologado por la FIFA. Algunos estudios muestran pequeñas diferencias en el tipo de lesión, como un incremento de las lesiones de ligamentos de tobillo y un descenso del número de lesiones musculares. Debo decir que nuestros estudios sólo consideran las lesiones que causan ausencias en los entrenamientos o partidos. Es posible que no se hayan incluido en los estudios los dolores musculares o de espalda, aunque algunos jugadores los han notificado.

¿Se han realizado estudios a largo plazo de futbolistas que jueguen habitualmente en una superficie sintética?
Nuestros estudios se concentran en las lesiones a corto plazo que causan ausencias. No existen estudios sobre los efectos a largo plazo de jugar al fútbol en sí, ni en césped artificial ni en natural, porque es extremadamente difícil garantizar un seguimiento correcto después de 20 ó 30 años.

¿Qué me dice sobre las quemaduras en las piernas después de una entrada en césped sintético? ¿Cree usted que ese tipo de lesiones no se producen en césped natural?
Para nuestra sorpresa, tampoco hubo diferencias en este aspecto. Ésta era la lesión más frecuente en los setenta, cuando se introdujo el primer césped sintético, que era básicamente una alfombra de plástico, a diferencia del que se usa en la actualidad. De hecho, observamos una mayor incidencia de quemaduras en césped natural. Pienso que este es un mito que tiene su origen en los setenta, cuando se comercializó por primera vez.

¿Qué sucede con el tiempo de recuperación de una lesión? Aparentemente, es más largo para las lesiones producidas en césped artificial
Aquí tampoco existe ninguna diferencia. Todos los estudios llegan a la misma conclusión.

La calidad del césped, ¿hace una gran diferencia?
Lo cierto es que no lo sabemos, porque hay muchos tipos diferentes de superficies sintéticas y por el momento no se han llevado a cabo estudios que tengan en cuenta todos los diferentes parámetros. El mantenimiento también es un aspecto muy importante que no se ha estudiado por el momento. Las conclusiones generales de nuestros estudios son unívocas: la incidencia de lesiones es similar en ambas superficies; por lo general, no es mayor en césped artificial. No obstante, quedan algunas preguntas sin respuesta, por ejemplo, los efectos del mantenimiento o de la estructura del campo.

¿Y qué sucede con la calidad del césped natural?
Buena pregunta. Normalmente comparamos superficies de hierba artificial con superficies naturales de buena calidad. Pero la realidad es diferente. En muchos casos el césped natural es de baja calidad. En una ocasión, propuse que probáramos todos los campos, tal y como hacemos con los campos certificados por la FIFA pero, por motivos económicos, fue difícil poner en práctica esta idea. No obstante, en mi experiencia en Escandinavia, casi la mitad de todos los partidos de élite se disputan en césped artificial porque permite jugar durante más meses, el mantenimiento es más fácil y la alternativa serían campos de fútbol naturales de mala calidad a causa de las condiciones meteorológicas.

¿Y los jugadores que perciben que se juega diferente sobre césped artificial? ¿Tiene alguna repercusión física?
La realidad es que el césped sintético no es muy popular entre los jugadores y entrenadores de mayor nivel. Esta actitud proviene de las malas experiencias que se tuvo en los inicios del césped artificial, pero no existen indicios científicos que lo corroboren. Las posibles consecuencias para el fútbol se han estudiado en varias pruebas y no se ha constatado ninguna diferencia. La percepción es una cosa y la realidad es otra. He visitado la mayoría de los clubes de élite de Europa y casi todos tienen excelentes campos de césped artificial. Normalmente, el primer equipo no entrena en el campo sintético, pero la escuela de fútbol lo suele utilizar bastante. Por eso, creo que es una cuestión generacional; los jóvenes que salgan de las escuelas estarán acostumbrados.

A veces se dice que es más difícil y exigente jugar en césped artificial para los jugadores veteranos. ¿Qué opina usted?
No hay ningún estudio que pueda respaldar esa afirmación. Pienso que se trata más bien de que esos jugadores son mayores y sabemos que, por ejemplo, las lesiones musculares aumentan con la edad. El césped artificial podría incluso ser mejor para los jugadores veteranos ya que, como he dicho ya, reduce el riesgo de lesiones musculares.

Con todos los estudios que ha realizado, ¿considera usted que el césped artificial es una superficie segura?
Sin duda, siempre y cuando sea un césped de cierta calidad.

¿El tipo de superficie afecta de manera diferente a hombres y a mujeres?
No, es similar. Hemos estudiado esta cuestión y no se constatan diferencias. Sin embargo, es complicado a causa de este cliché: en Suecia, por ejemplo, lo veo cada vez que una mujer sufre una lesión de rodilla grave y la gente empieza a echar la culpa al césped sintético, pero es un gran error. No está científicamente probado.