Un campo artificial concentra la atención en Bangladesh

Bangladesh tiene unos 160 millones de habitantes y ocupa el octavo lugar en cuanto a densidad de población. El país se encuentra en las regiones inferiores de la clasificación mundial FIFA/Coca-Cola, en el puesto 157. Al contrario de lo que pudiera parecer, esto no disminuye ni un ápice el entusiasmo de sus gentes por el fútbol. La FIFA defiende esta pasión y contribuye al desarrollo positivo del fútbol en Bangladesh mediante el programa Goal.

En el marco de ese programa, el fabricante recomendado por la FIFA, LIMONTA SPORT, hizo entrega a la Asociación de Fútbol de Bangladesh (BFF, por sus siglas en inglés) de un campo de césped artificial a principios de marzo de 2012. Se alcanzó así un hito: es la primera vez en la historia del país que se construye un campo de fútbol de este tipo. En noviembre de 2012, el campo obtuvo el FIFA RECOMMENDED 1 STAR, exigente sello de calidad para las categorías amateur y fútbol base, que permite que en él también se puedan celebrar partidos internacionales de la selección nacional. Es un acontecimiento único en la historia del fútbol de Bangladesh.

El proceso desde la colocación de la primera piedra en Daca, capital de Bangladesh, hasta la conclusión de las obras no estuvo exento de dificultades. El país del sudeste asiático está situado en una zona de influencia del monzón sudoccidental, por lo que son frecuentes las precipitaciones de entre 1.500 y 2.250 mm. Estas condiciones climáticas supusieron un reto para los expertos de LIMONTA SPORT, que llevaron a cabo a la perfección la difícil tarea.

Principales desafíos
A causa de las fuertes lluvias, resultan esenciales una cimentación adecuada y un sistema de canalizaciones capaz de desalojar grandes cantidades de agua. Por último, el recinto debe poder mantenerse en perfecto estado en condiciones meteorológicas adversas y no convertirse en una enorme piscina de fango durante la estación de lluvias.

Por eso, la prioridad fue conseguir el material de construcción adecuado. También hubo que enfrentarse al hecho de que las materias primas locales no cumplían con los requisitos de calidad exigidos y su empleo hubiera afectado a la durabilidad del campo. LIMONTA y sus socios en Bangladesh encontraron los materiales que buscaban en los países vecinos. Las materias que se obtuvieron en esos países, como por ejemplo arena o piedra, fueron optimizadas para lograr una mejor adaptación a las exigencias del clima.

El uso de herramientas especializadas y maquinaria para garantizar el grado correcto de compactación del suelo y la horizontalidad de la superficie, fue también clave para el éxito del proyecto. Asimismo, cabe mencionar a los expertos colaboradores sin cuyo intenso trabajo no hubiera sido posible llevar a término el campo de fútbol, que pronto concentró la atención de toda la comunidad local.

El mejor apoyo económico y técnico
Cada día, cientos de niños y adolescentes utilizan el recinto situado en una de las zonas más pobladas de Daca. Todos los días del año, pueden demostrar sus habilidades, sin importar las inclemencias del tiempo. Es una magnifica inversión en la juventud y un primer paso para desarrollar el fútbol en Bangladesh, meta que también la FIFA comparte y respalda.

El 6 de marzo de 2012, una delegación de la FIFA encabezada por el Presidente Joseph S. Blatter viajó a Bangladesh para inaugurar el campo de césped artificial. Durante la visita, el Presidente de la FIFA se mostró entusiasmado con la intensa dedicación de la asociación de fútbol y de las comunidades locales para crear una cultura del fútbol en el país.

"Bangladesh tiene 160 millones de habitantes y estoy seguro de que dispone del talento necesario. La clasificación para el Mundial es indicativa de que van por el buen camino y de que les queda poco para lograrlo. Quizás lo consigan la próxima vez. El fútbol es esperanza y emoción, ¡sigan así!”, le animó el Presidente Blatter.

Además del campo de césped artificial, con la ayuda del programa Goal se construyeron la sede de la asociación de fútbol y una academia. "La FIFA puede brindar un apoyo decisivo" —declaró Kazi Mohammed Salahuddin, presidente de la BFF—. Nuestro objetivo principal es mejorar el rendimiento de la selección nacional y lograr que se sitúe entre los mejores equipos de Asia".